Amigos, música y piscina es una combinación peligrosa. Y si está David Bustamante por en medio, mucho más. Mientras su mujer y su hija se divierten en las playas de Cádiz, el artista ha juntado en su casa de Candás (Asturias) a unos amigos. Su primera 'víctima' ha sido el flamenco hinchable de Daniella. Y su nueva 'gamberrada' supera esa y cualquier otra que pueda venir en el futuro. Capitaneados por 'Busta', los cinco amigos se han puesto unas pinzas en la nariz y se han marcado una coreografía acuática que ni Esther Williams en 'Escuela de sirenas'. Lo sorprendente es que imitan con soltura y de forma convincente los gestos y movimientos de nuestras chicas de la natación sincronizada como Ona Carbonell o Gemma Mengual. ¿Y la canción elegida? Como no podía ser de otra manera, 'Lo pide el alma', el tema que se encuentra promocionando el cántabro este verano.