Scarlett Johansson y Matthew McConaughey ruedan juntos en Nueva York un anuncio para la marca Dolce & Gabbana que dirige el gran Martin Scorsese.

Un trío de estrellas cinematográficas al servicio de una de las grandes parejas de la moda actual.