La decisión no ha sido fácil para ninguno de los dos. Si a Iker Casillas le ha costado meses, lágrimas y una polémica abandonar el Real Madrid, para Sara Carbonero la decisión no ha sido mucho más fácil. La presentadora de Telecinco ha valorado durante los últimos días qué hacer con su futuro, tanto personal como profesional. Ambos van unidos una vez que el guardameta ha sido fichado por el Oporto y tiene que trasladar a esta ciudad portuguesa su residencia.
Seguir al frente de los deportes del informativo de mediodía de Telecinco suponía separarse durante toda la semana de su compañero, y a este de su hijo, por lo que esa probabilidad estaba descartada desde el primer momento...

Sigue la noticia al completo esta semana en la revista Lecturas ¿Te lo vas a perder?