Corte y confección

La ruptura de Mar Flores y Elías Sacal

Mar Flores
1 / 8

1 / 8

mar flores. Mar Flores vuelve a estar sola y sin pareja

2 / 8

Mar Flores y Elías Sacal. Un novio rico y apuesto

3 / 8

Mar y elías. Elías estaba encantado con la fama de Mar

4 / 8

Mar Flores y Elías 2. El año pasado la relación se enfrió

5 / 8

Una segunda oportunidad

6 / 8

Mar Flores y Javier Merino. ¿Arrepentida de haber roto con Merino?

Gtres

7 / 8

Elias Sacal tiene otra pareja

Más Sobre...

Rupturas de famosos

Actualizado a

Las pasadas navidades, un grupo de españoles se encontró en un restaurante de Miami con Elias Sacal y Mar Flores, acompañados de otra pareja, esperando en la barra del establecimiento a que su mesa estuviera preparada. El millonario mexicano y su amigo, también mexicano, charlaban entre ellos sin hacer caso alguno a Mar Flores y la otra mujer que parecían aburridas y, sobre todo, desatendidas. La escena ya permitía adivinar que entre Elias y Mar había más distancia que la que separa sus respectivas residencias habituales a un lado y otro del océano Atlántico.

Desde que Mar Flores empezó a presumir de novio aparentemente rico y apuesto, la sombra de la naturaleza de su relación ha planeado sobre ellos. De Sacal, hasta el momento desconocido en España, se supo que tenía algo más de 50 años, (Mar tiene 48), que se dedicaba al siempre lucrativo mundo de la construcción y que, tras un matrimonio fallido y varios hijos, se había ganado una notable fama de playboy relacionándose con varias famosas mexicanas con las que se gustaba exhibir en fiestas mundanas. No se sabe cómo conoció a Mar, recién separada de Javier Merino, con quien comparte cuatro hijos menores, y quizá en busca de un sustituto con mayores posibles para seguir viviendo como una reina. Elías la empezó a pasear por medio mundo, especialmente en México, Nueva York y la Costa Azul, sus zonas de trabajo, ocio y recreo, y aparentemente la trataba como una reina, con avión privado por aquí y yate de lujo por allá. El mexicano estaba feliz y parece que su mayor felicidad, dado su ego desbordante, consistía en haberse hecho famoso y eso, hay que reconocerlo, se lo debía a Mar de cuya mano veía pasar ante él a los paparazzi, algo que le llenaba de orgullo y satisfacción. Uno más entre los ricos, a Elias Sacal le encantó pasar a ser conocido y perseguido y aunque Mar se hacía la interesante, lo cierto es que su fama y el hecho de atraer fotógrafos era, para Sacal, el mayor atractivo de su conquista española.

Desde que empezaron su relación, que Sacal siempre consideró abierta, a Mar le tocó ir de la Ceca a la Meca siguiendo la ruta de los lugares en los que su pareja quería lucirla y lucirse. Madre de cuatro hijos con Merino, además de Carlo, ya mayor de edad, que nació de su primer matrimonio fallido con Carlo Constanza de Castiglione (con nombre de conde pero simplemente un ejecutivo de televisión), a Mar Flores le debió resultar muy trabajoso atender a sus hijos y, al mismo tiempo, tener que estar pendiente de las llamadas de su novio mexicano para que acudiera a su lado. Eso hizo que el año pasado, la relación se rompiera. Sacal no aceptaba un no por respuesta cuando Mar no podía acudir a su encuentro y el mexicano decidió buscarse una novia con menos ataduras familiares. Mar Flores organizó su agenda para estar siempre dispuesta y Elias Sacal le concedió una prórroga pero parece que ya se ha cansado o bien Mar se ha dado cuenta del precio que tenía que pagar por adornar las fotos en las que aparecía Sacal.

Las pasadas navidades, Mar las pasó con Elías Sacal y sus hijos con su padre, Javier Merino, y la actual novia de éste, la abogada Beatriz Grande. Cuentan que Mar se ha arrepentido de haber roto su matrimonio con Merino, el único hombre de todos con cuantos se ha relacionado que la quiso por ella misma; la dejó marchar para verla en brazos de otros, Fernando Fernández-Tapias; Alejandro Lequio, Cayetano Martínez de Irujo, etc, y cuando estaba en su peor momento tras el escándalo de las fotos en la cama con el conde Lequio, le prestó su apoyo y se casó con ella. Quisiera volver con él, pero Merino ya está ocupado. Elias Sacal, por su parte, ya no necesita a Mar Flores, una vez ha conseguido ser famoso ha cambiado de aires y de novia: ahora sale con Nathalie Lefevre, una ejecutiva del canal de televisión Euronews, más joven que Mar y, por tanto, más joven que Sacal, a quien le encanta colgar fotos en sus redes sociales luciendo sus encantos y cantar en karaoke de forma insinuante.

Lo siento Mar, lo tuyo con Sacal fue un espejismo, los hombres como él que buscan una belleza para presumir, siempre encuentran otra más joven y más dispuesta.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?