Llegó a la casa con una meta muy clara. Luis Ramírez quería ser torero y se presentó a ‘Gran Hermano 15’ con su apoderado. El mundo de la televisión no le trató especialmente bien -el maletín del reality no logró llevárselo- pero esto le supuso un buen trampolín para su futuro. Ahora, Luis ejerce de influencer, ha transformado radicalmente su físico y acumula seguidores por miles. Desde luego, no le ha ido nada mal…

Artículo relacionado

Luis Ramírez quería ser torero y así quedo en la memoria de todos los que asistieron a sus aventuras en ‘GH 15’. El futuro diestro lucía un estilo muy clásico, siguiendo la línea tradicional de los toreros, y nada hacía pensar el devenir que iba a tener por delante. Desde su salida de Guadalix, Ramírez dejó sus sueños para cambiarlos por otros mucho más acordes a los tiempos que corren.

¿Qué ha sido de él desde entonces? Si hace un tiempo pudimos ver cómo había cambiado por fuera, ahora repasamos su vida desde que le perdimos la pista en televisión. ¡Dale al play!