La pérdida de su hijo es irreparable pero los padres del pequeño Gabriel Cruz pueden hoy respirar tranquilos pues la asesina de su hijo, Ana Julia Quezada, ha sido condenada a la pena de prisión permanente revisable. La Audiencia Provincial de Almería ha notificado este lunes la condena a las partes tras el veredicto del jurado popular.

Artículo relacionado

El jurado popular declaró probado que Ana Julia Quezada le quitó la vida al niño "con alevosía" y de "manera intencionada y súbita" dando la razón a la Fiscalía.

Al tratarse de una muerte alevosa el delito se paga con prisión de hasta 25 años, pero además hay un agravante de parentesco y por la edad de Gabriel, menor de 16 años, por lo que finalmente la pena puesta para la ex pareja del padre de Gabriel es de prisión permanente revisable, tal y como siempre ha solicitado la acusación particular integrada por los padres del pequeño, Ángel Cruz y Patricia Ramírez. Ana Julia Quezada es la primera mujer condenada a esta pena.