Este 19 de noviembre nadie esperaba a Carlota Casiraghi en el Día Nacional de Mónaco. Su cambio de vida, mucho más discreta y tranquila, así como su no aistencia del año pasado, han dejado más que claro que la joven y su ya numerosa familia tienen la intención de mantenerse lejos de los focos mediáticos, al menos por un tiempo.

Artículo relacionado

Sin embargo, la ausencia de la princesa Estefanía sí ha sido una sorpresa para todos. Esta mañana, al iniciarse el Te Deum o la misa de Acción de Gracias en la Catedral del Principado, Alberto y Charlene de Mónaco aparecían custodiados por la princesa Carolina, pero no había rastro de su hermana pequeña.

Estefanía de Mónaco

La princesa Estefanía de Mónaco ha sido la gran ausente del Día Nacional de Mónaco.

Gtres

La estampa de los Grimaldi mostraba así un vacío importante que únicamente su hijo Louis Ducruet ha intentado llenar, eso sí, acompañado de su esposa Marie. Tampoco han hecho acto de presencia, tal y como pasaba hace doce meses, sus hijas Pauline y Camille, quienes en este momento no se encuentran viviendo en el Principado.

Esta podría ser la razón por la que no han aparecido a una de las citas más importantes para la familia, debido tanto a las restricciones aéreas como a los cambios y al límite de aforo -únicamente para residentes monegascos- en las celebraciones del Día Grande.

Estefanía de Mónaco

Se trata de una de las pocas veces que la hija menor de Grace Kelly no ha acudido a la cita con Mónaco.

Gtres

Sea como sea, se trata una de las pocas veces que Estefanía falta a una cita tan importante para el Principado. Todo apunta a que la princesa no está en Mónaco, ya que tampoco ha habido rastro de ella en las ceremonias previas al Gran Día.

Cabe recordar que la última presencia pública de la princesa fue el pasado mes de junio, hace cinco meses, cuando acudía junto al resto del al clan Grimaldi a darle el último adiós a su prima Elizabeth-Anne de Massy.