Juntos siempre es mejor, pero si la vida les diera una pequeña tregua a esta pareja, seguro que Sara Verdasco y Juan Carmona lo agradecían. Porque estos primeros días de casados ha sido de lo más intensos. En menos de un mes han tenido que hacer frente a la pérdida de un ser querido, y a una pequeña lesión.

Artículo relacionado

La pareja se casaba el 10 de junio en una multitudinaria boda a la que no faltaron numerosos rostros conocidos del mundo del deporte de la música. Entonces la pareja anunciaba que pese a que les encantaría macharse de luna de miel, no podían hacer un romántico viaje a algún destino paradisíaco. Estaban sujetos a la agenda de trabajo de él, puesto que tenía que grabar un disco con su tío (Antonio Carmona) y, además, centrarse en el suyo. Entonces aclararon que tratarían de cogerse unos días de descanso, que aprovecharían en algunas playas del Sur. Esos eran sus planes, pero la vida les tenía deparados otros.

El 30 de junio fallecía el abuelo de Juan. La pareja se despidió de ‘El Habichuela’ que fue enterrado en su tierra, Granada. ‘Juanillo’, como lo llama la familia, estaba muy unido a su abuelo, de quien ha heredado todo su talento musical, su arte y su duende.

El último susto de la pareja ha tenido lugar tan solo 10 días más tarde. Cuando finalmente consiguieron marcharse a Cádiz, a disfrutar del 'playeo' con algunos amigos, Juan ha sufrido un accidente. El músico tuvo una lesión en el pie mientras jugaba un partido de fútbol en la playa. El chico se hizo tanto daño que necesitó de sus compañeros para volver a la sombrilla. Entre estos se encontraba Guillermo Furiase, uno de sus mejores amigos, al que también lo vimos en la boda de Sara y Juan, acompañado de su hermana Elena.

Esperamos que la pareja no viva más sorpresas desagradables y pronto puedan disfrutar de la escapada romántica que se merecen.