No se habla de otra cosa... Luis Medina se ha convertido en el protagonista de la semana después de que la Fiscalía Anticorrupción haya presentado una querella contra él por haberse beneficiado supuestamente del cobro millonario de comisiones tras la compra de material sanitario en el peor momento de la pandemia. Una acusación por la que el empresario ha sido llamado a declarar el próximo 25 de abril además del embargo de los bienes de lujo obtenidos con dicho dinero entre los que cabe destacar un velero.

Artículo recomendado

Naty Abascal, a la carrera, huye de las cámaras tras la imputación de su hijo Luis Medina

Naty Abascal, a la carrera, huye de las cámaras tras la imputación de su hijo Luis Medina

En medio del escándalo, Luis Medina ha reaparecido paseando a su perro por las inmediaciones de su casa en Madrid. El joven se ha mostrado tranquilo en todo momento y afirmaba sentirse "muy bien" a pesar de todo el revuelo creado a su alrededor. De la misma forma que su madre, quien este jueves huía a la carrera para evitar ser captada por los flashes.

El empresario, con semblante serio, iba oculto tras la mascarilla y lucía un look cómodo compuesto por una camiseta blanca de manga larga, pantalones vaqueros y zapatos. De esta forma, Luis deja entrever que va a continuar con su vida con total normalidad hasta el próximo 25 de abril, fecha en la que tendrá que comparecer ante el juez ¡La imagen más buscada. Dale al PLAY!