Este sábado, 22 de mayo, Ana María Obregón Navarro fallecía a los 95 años tras una larga enfermedad. Familiares y amigos se trasladaban hasta el tanatorio de La Paz donde se dio el último adiós a la madre de Ana Obregón. Hasta allí se trasladó Paloma Lago junto a su hijo Javier.

A pesar de estar separada de Javier García Obregón desde hace años, la modelo guarda una magnífica relación con la familia y no dudó en enviarle un mensaje cargado de afecto a la que fuera su suegra. Palabras que fueron subrayadas por su hijo Javier, uno de los nietos más desconocidos del clan García Obregón.

Artículo relacionado

La pregunta era obligada y es que todos los ojos estaban puestos en Ana Obregón que en apenas un año ha despedido a dos de las personas más importantes de su vida. "Sabe que nos tiene a toda la familia y vamos a estar siempre con ella", ha dicho Javier, de 24 años, dejando constancia de que todos están muy pendientes de la actriz. Además, ha contado cómo ha sido la ceremonia en homenaje a su abuela, un auténtico regalo.

Todas las declaraciones de madre e hijo a las puertas del tanatorio en el vídeo. Dale al PLAY