Mucho se ha hablado de la obsesión con la que Raquel Bollo, antes y durante de la boda Anabel Pantoja miraba el móvil y hacía llamadas de teléfono, ¿qué le pasaba? ¿A qué obedecía ese nerviosismo? ¿Tenía que ver con él las informaciones sobre su hija, Alma Cortés, que se estaban lanzando en Sálvame? ¡Peor!

Artículo relacionado

La pesadilla de la ex colaboradora televisiva empezó nada más poner un pie en el ferry que la trasladaría, a ella y al resto de invitados, hasta el enclave en el que iba a tener lugar la ceremonia y posterior cena y fiesta. Todo el mundo sacó sus móviles, empezaron a hacerse fotos, subirlas a redes y ahí comenzó su amargura. Pero mejor que te lo cuente ella, porque la historia no tiene desperdicio… ¡dale al play al vídeo!

Artículo relacionado

Raquel Bollo, que fue una de las invitadas que recomendó a Anabel Pantoja no seguir adelante con la boda y que animó a Kiko Rivera a que viajara hasta Cantora para abrazar a su madre, vivió unos momentos de muchísimo nerviosismo. “Tengo mails turcos, no sé nada, no me lo han podido solucionar…”, el drama informático de la empresaria tiene todos los ingredientes para convertirse en la nueva telenovela turca de moda.