Como otras madres trabajadoras Shakira ha tenido que dejar a sus hijos al cuidado de un familiar. Y quién mejor que el padre de las criaturas, Gerard Piqué, para ocuparse de ellos durante este puente.

Artículo relacionado

El futbolista se llevó a los peques, Milan, de cuatro años, y Sasha, de dos, al Palau Blaugrana, donde el FC Barcelona de baloncesto jugaba su primer partido de la Euroliga frente al Panathinaikos griego. Piqué estuvo pendiente todo el rato de sus hijos, sobre todo de Sasha, pues durante varios momentos del partido dio muestras de aburrirse. Quizá sea demasiado chiquitín aún para entender y seguir un partido de baloncesto, por emocionante que este sea.

Shakira se encuentra enfrascada en la preparación de su gira, tras la publicación de su último disco 'El Dorado'. Precisamente, vimos hace poco una imagen de Piqué viendo los ensayos, imagen que, por otra parte, sirvió para desmentir, una vez más, los continuos rumores de ruptura que, de tanto en tanto, circulan sobre la pareja.