Fue una fiesta de Instagram pero en el mundo real. Con cámaras de verdad. Y sin filtros. O casi.

Una fiesta que se celebró anoche en Londres y en la que coincidieron personajes tan variopintos como la tía materna del heredero más joven al trono inglés, el músico Boy George -muy delgado y muy guapo, con un nuevo single en el marcado, 'King of everything'- o el extenista Boris Becker.

No deja de resultar curioso que Pippa acudiera a la fiesta de una red social fotográfica cuando las falsas fotos de su sobino Jorge recién nacido, publicadas en una falsa cuenta de Twitter, le provocaron tantos dolores de cabeza.