Deportista y solidaria, Pilar Rubio ejerció de madrina en la carrera popular 'The Color Run' celebrada en las calles de Madrid. En realidad, es una fiesta en la que el deporte y la solidaridad se dan la mano y, de paso, pasar un buen rato. Porque no se trata solo de correr y ganar (o no) la prueba, sino que también uno se echa unas risas porque la organización 'ducha' a los corredores con varios colores, por lo que todos acaban hechos un asquito, literalmente.

Artículo relacionado

Seguro que Pilar, cuando llegó a casa, se encontró a sus dos hijos, Sergio jr. y Marco que la enviarían directamente a la ducha. ¿Pero cómo mamá vuelve con esas pintas a casa? Ya crecerán y seguro que en unos años los niños también tomarán parte en carreras populares y solidarias.