Cada vez son más los personajes famosos que tienen que enfrentarse a desagradables experiencias por el simple hecho de ser personas públicas. La humorista Ana Morgade ha vivido en sus propias carnes las constantes amenazas de un hombre que ha sido condenado a seis meses de prisión y una multa de 3.600 euros por acosar a Morgade a través de redes sociales de manera insistente desde 2019, llegando incluso a seguirla hasta un hotel en Pamplona.

Artículo recomendado

La ocurrente pregunta de la reina Letizia a Ana Morgade en un encuentro privado

La ocurrente pregunta de la reina Letizia a Ana Morgade en un encuentro privado

Afectada por la situación, Ana Morgade no dudaba en denunciar lo ocurrido y así se inició el proceso que ha llegado a su fin tres años después. La sentencia reconoce que el acusado se obsesionó con ella, tal fue esa obstinación que el acusado disponía de mucha información referente a la vida personal y profesional de la humorista.

"Mataremos a sus hijos y hasta a sus vecinos. Nunca bromeo con estas cosas. Que no vuelva a subirse al escenario, plató, ni tele ni por Internet. Si me queréis poner a prueba, costará sangre" o "como me vuelvas a vacilar te van a meter una paliza de hospital que vas a estar un mes en él", eran algunos de los mensajes cargados de violencia que recibía.

Fue tal la pesadilla que Ana ha vivido que tal y como señala la sentencia "alteró gravemente el desarrollo de la vida cotidiana", obligándola a "cambiar de domicilio y ocultarlo".