Efectivamente. Es él, David Hasselhoff, que apareció en un programa matinal de la televisión canadiense con los zapatos en un estado tan lamentable como el que muestra la fotografía.

Mal, David, muy mal. ¿Nos puedes contar de dónde venías? ¿Qué habías estado haciendo la noche anterior?