Pelayo Díaz, como los turrones, vuelve a casa por Navidad. El diseñador e influencer asturiano ha volado hasta Oviedo con su marido, el argentino Andy McDougall, para pasar las fiestas con los suyos, como todos los años.

Y Pelayo, que siempre ha presumido de familia, de madre, de hermana, de sobrinos, etcétera, hoy ha compartido una entrañable imagen de su padre, un señor muy atractivo y elegante al que vemos cómodamente sentado en su sillón orejero favorito, vermutito –¿o es una sidrina?– en mano.

Artículo relacionado

"El hombre al que más admiro, ¡mi papá! ¿A qué es elegante?" Pues sí, Pelayo, tienes toda la razón. Damos fe de ello y por si alguien no lo ha visto, helo aquí.

Padre de Pelayo Díaz
Instagram

Explica Pelayo en sus redes sociales que es ya para él una tradición viajar a Oviedo en estas fechas y levantarse el día 22 de diciembre en su ciudad natal con las entrañables voces de los niños de San Ildefonso y la Lotería Nacional.

Artículo relacionado

Hasta hace dos días, Pelayo y Andy andaban como locos de 'shopping' para adquirir los regalos para toda su familia, una tarea que en estos días nos tiene a todos y a todas como locos de tienda en tienda buscando el obsequio perfecto para cada uno de los nuestros.

Pelayo y Andy no pueden estar más felices. El pasado mes de septiembre celebraron su primer aniversario de boda, enlace que pudimos ver en exclusiva en Lecturas, y su relación no puede ser más sólida.

Pelayo y Andy
Instagram