Paulina Rubio, probablemente piense hoy, que decantarse por una canción de 1992 no fue la mejor idea del mundo para participar en los conciertos Ídolo 2.0 que se celebran en México D.F. Y es que se le olvidó la letra de su canción 'Mío' y no consiguió encontrarle el tono.

Eso hizo que enseguida le llovieran las críticas y comenzaran a compararla con Amaia Montero, que protagonizó un episodio similar hace tan solo unas semanas. Paulina, ataviada con un body de plumas y unas botas hasta el muslo, solo pudo gritar 'Buenas Noches'.