La actriz confiesa que entre ella y David existe una gran sintonía y manera de ver las relaciones. Igual que los dos proceden de un hogar en el que sus padres han disfrutado de un matrimonio longevo y por el que han luchado y no se han rendido a la mínima de cambio, Paula y David comparten también esta forma de afrontar las relaciones. Zanja rumores de crisis asegurando que pese a haber tenido muchas peleas, jamás se han planteado divorciarse.