Malas noticias para el que fuera mano derecha de Ana Rosa Quintana durante más de cuatro años. Óscar Martínez ha sido sentenciado a pagar 768.000 euros entre cuota y multa después de haber perdido el juicio ante la Audiencia Nacional por sus declaraciones de la renta de los años 2007 y 2008, cuando trabajaba como presentador en 'El programa de Ana Rosa'.

Al parecer, el periodista facturó más de 1 millón de euros durante esos dos años a través de la sociedad Okleiser, de la que es administrador único, por la intervención en programas de televisión. Sin embargo, dicha empresa solo pagó como salario a Óscar 75.000 euros en 2007 y 78.000 en 2008, que él declaró como rendimientos del trabajo.

Artículo relacionado

Hacienda, por su parte, consideraba que esas cifras no se correspondían a la realidad y al llevar a cabo una pararela, los resultados obtenidos provocaron que los jueces dieran la razón al fisco. Según la sentencia, la valoración del trabajo del periodista "se realizó con un valor muy inferior al de mercado, logrando así una inferior tributación del demandante en su IRPF, un régimen de tributación orquestado cuya única justificación era el ahorro fiscal".

Este es un duro varapalo para Óscar Martínes que aunque nunca le ha faltado el trabajo, el locutor de radio confesó hace meses que "había sido un error" abandonar el programa que tantos éxitos le había dado.

óscar Martínez