Orlando Bloom ha viajado a Jordania como Embajador de Buena Voluntat de UNICEF. Allí ha visitado un campamento de refugiados y se ha mostrado especialmente sensible con los niños, de los que ha destacado que "han visto demasiadas cosas, muchas más de las que cualquier niño debería ver".

La parternidad ha vuelto a Orlando Bloom un hombre muy concienciado con los problemas infantiles. Y es que su hijo Flynn se ha convertido en su principal preocupación, ahora que además está separado de Miranda Kerr.