Decenas de jóvenes corrían por la plaza de Colón, en el centro de Madrid, sorprendiendo a los vecinos y turistas. ¿Qué estaba pasando? Sin previo aviso, una multitud se agolpaba a la salida del parking y empezaba a sacar fotos con el móvil. ¿El responsable de todo? Omar Montes. El cantante quería agradecer a sus muchos fans por el apoyo que le brindan a diario con un gesto pero se le acabó yendo de las manos.

Artículo recomendado

¡Sorpresa! Omar Montes da el salto al cine

¡Sorpresa! Omar Montes da el salto al cine

“Uno nunca se termina de creer que puede liar estos pollos”, aseguraba Omar Montes una vez ya pasada la estampida de seguidores que colapsaban el centro de Madrid. “Ninguno esperábamos esto que ha pasado”. El cantante reunía a sus seguidores para tener un gesto de agradecimiento con ellos y, claro, se formaba la mundial. “Sin los fans no estaríamos donde estamos”, explicaba Montes minutos después.

El cantante había querido tener algún detalle con sus seguidores y darles algunos regalos como fundas de móviles o pegatinas y claro, miles se agolparon en la madrileña plaza de Colón esperando a su ídolo. “Son los mejores, son todos unos príncipes y unas princesas”, afirmaba emocionado tras ver el enorme poder de convocatoria que tiene. Sin duda, Omar Montes sigue siendo la estrella del momento.

Omar Montes

Omar Montes, rodeado de fans en el centro de Madrid

Gtres

Lo que no imaginaba el cantante -aunque debería- es que el final no iba a ser tan feliz. Debido a la alteración del orden público que causó la concentración, la policía tuvo que intervenir y acabó multando el exsuperviviente.