La actuación de Amaia Romero era una de las más esperadas de la noche. Su homenaje a Marisol, minutos antes de que sus tres hijas, Celia Flores, María Esteve y Tamara recogiesen el Goya de Honor en su nombre, se convirtió en uno de los momentos más emotivos de la gala.

Sin embargo, la joven protagonizó un divertido momento que no ha pasado desapercibido para nadie a pesar de no ser emitido en televisión. Mientras Antonio Banderas era premiado como Mejor Actor por su interpretación en la película 'Dolor y Gloria', la artista se encontraba en los "Goyas Golfos", un espacio de humor creado por RTVE donde se hacían bromas sobre la gala.

Artículo relacionado

En ese momento, los conductores del programa, Grison, Jaime Caravaca y Álex Pinacho, estaban jugando a doblar la gala con comentarios de lo más descabellados. El trío de presentadores aprovecharon la presencia de Amaia y le pidieron que les ayudara a doblar el discurso de Banderas. La joven no se cortó ni un pelo y soltó por su boca: "Este Goya me lo voy a meter por el culo". Una reacción que provocó las risas de los presentes. "Me voy a beber una cerveza", dijo la cantante mientras se marchaba.

Amaia Romero

Al margen de esta sorprendente e inesperada reacción que fue tan comentada en redes sociales, la ganadora de Operación Triunfo también aprovechó su paso por la 34º edición de los Premios Goya para presentar a su nuevo novio, el actor Álex de Lucas, con quien se la relaciona desde hace meses. Ambos, que se niegan a confirmar su romance, protagonizaron un divertido momento en la alfombra roja cuando se pusieron a juguetear con un peluche gigante.