Primero Barcelona y, después, Madrid, fueron las dos escalas españolas de la gira mundial de Miley Cyrus, ‘Bangerz Tour’. La cantante estadounidense, de 21 años, se ha ganado por derecho propio la fama de provocativa y transgresora y así lo demostró en sus conciertos españoles, en los que prácticamente llenó el aforo del barcelonés Palau Sant Jordi y del Palacio de los Deportes de Madrid.

El reportaje completo, esta semana en Lecturas.