Durante un tiempo, ellos tres conformaron el 'eje del mal' de 'Sálvame', hasta que Kiko Matamoros decidió ir por libre, tras los ataques que recibió su mujer, Makoke, por parte de sus compañeros. Pero como lo cortés no quita lo valiente, ahí está Matamoros que, acompañado por Mila Ximénez, se acercaron hasta Villa Chatín para conocer a las gemelas de Kiko Hernández, Abril y Jimena. Hace unos días fue Paz Padilla la que estuvo conociendo a las pequeñas.

Artículo relacionado

"No lo pensaba publicar. Pero me quedo con esto. Siempre vamos a estar ahí", escribió Mila en Twitter.

Mila es, precisamente, la que más ha echado de menos a su compañero y amigo y, por supuesto, la que más ganas tiene de que regrese a su trabajo en 'Sálvame'. Claro que aún no hay fecha para eso. Abril y Jimena, nacidas el pasado 19 de enero con quince días de antelación, aún son muy chiquitas. Kiko Hernández tiene ayuda, lógicamente, pero él todavía no quiere separarse de las niñas.

Abril y Jimena vinieron al mundo en Estados Unidos, mediante un embarazo subrogado. Kiko llevaba quince años deseando ser padre y ahora que lo ha conseguido está disfrutando como nunca de sus bebés. Unas niñas que, como a cualquier padre o madre, le han cambiado la vida por completo.