Miguel Ángel Muñoz está pletórico. No en vano está viviendo uno de los mejores momentos de su vida a nivel profesional gracias a su éxito en 'Amar es para siempre' y también por el descubrimiento de su nueva vocación: la de cocinero. Su triunfo al convertirse en el ganador de 'MasterChef Celebrity' le avala y quién sabe si más adelante se acaba cristalizando el proyecto de montar un restaurante.

Artículo relacionado

Y en medio de esta vorágine de felicidad, el actor ha tenido unas palabras para su madre, Cristina Blanco, la vidente que en los años 90 alcanzó la fama pero que, con el paso del tiempo, se fue alejando de las cámaras hasta llegar a una definitiva desaparición en el año 2007. No es extraño que un hijo recuerde a su madre cuando el éxito le envuelve, pero en este caso sí que llama la atención que lo haya hecho debido al silencio de los últimos años. Un silencio que había llegado a interpretarse como la señal de que entre ellos había una tensa distancia, o incluso que no se hablaban.

Cristina Blanco

Pero nada más lejos de la realidad. Si Miguel Ángel Muñoz no habla de su madre es porque ella decidió alejarse del mundo mediático. Pero esta vez, cuando le preguntaron por su familia al convertirse en el ganador del programa culinario, no pudo evitar mencionarla con orgullo: "Sí, mi madre es una gran cocinera", aseguró, confirmando así que ha sido de ella de quien ha heredado su habilidad como chef.