Las alarmas han saltado en medios estadounidenses como ‘National Enquirer’ o ‘Hollywood Daily News’: el actor Michael Douglas, según estas fuentes, podría encontrarse en fase terminal después de que el cáncer de garganta que se le diagnosticó hace unos años se haya extendido en otras partes de su cuerpo. Dichos medios, del mismo modo, señalan que el protagonista de ‘Un día de furia’ en estos momentos se encuentra en su casa de Bermudas actualizando sus últimas voluntades.

Artículo relacionado

Ante estas informaciones, su representante ha querido desmentir la noticia y ha afirmado que el actor se encuentra bien y que no ha sufrido una recaída.

En 2010 Douglas hizo público que padecía un cáncer de garganta en fase cuatro que contrajo "por practicar sexo oral". No obstante, en una entrevista al programa británico 'This Morning’, hace dos años comunicó que dicha enfermedad se había remitido. "Si con mi tipo de cáncer estás curado después de dos años, hay un 95% de posibilidades de que no vuelvas a recaer", dijo entonces al respecto. En breve contaremos con datos actualizados.