La muerte el pasado jueves día 17 de abril de uno de los mayores genios de la literatura hispana, Gabriel García Márquez, dejaba a los fans de su obra un poco huérfanos. 

Tanto en México, país en el que vivió muchos años, como Colombia, de donde él era natural, han querido rendirle sinceros homenajes a su figura. Uno de los más multitudinarios ha sido el que se ha llevado a cabo en el Palacio de Bellas Artes de México D.F. en donde se han depositado las cenizas del escritor junto con un ramo de rosas amarillas, la flor preferida de Gabo.