Si en la boda de Harry y Meghan los novios tuvieron un bonito gesto de recuerdo con Diana de Gales, madre de él, escogiendo sus flores preferidas para decoración, en la presentación de su primer hijo (cuyo nombre sigue siendo un auténtico misterio), también lo han tenido.

En este caso, los padres del recién nacido han optado por hacer un viaje al pasado vistiendo al bebé con una toquilla idéntica a la que Lady Di escogió para Enrique cuando le presentó a la prensa.

Artículo relacionado

Harry, que ha sido el encargado de llevar al bebé, mientras que Meghan ha sido quien ha roto el silencio de la rueda de prensa tras convertirse en madre, sujetaba con primor, pero aún con miedo, al recién nacido que iba perfectamente envuelto en una mantita calada de la firma GH Hurt & Son. Se trata de una pieza exquisita que también abrigó a los primos del Baby Sussex, George, Charlotte y Louis, hijos de Guillermo y Kate, aunque en otro modelo diferente.

El bebé ha posado con los ojos aún hinchados, el gesto sereno y la cabeza cubierta por un gorrito compañero a la toca, elaborado también en un delicado y suave punto. En esto los padres novatos han querido diferenciarse a Diana y a Charles, que no cubrieron la cabeza de ninguno de sus hijos.

meghan markle 1