Han pasado ya cinco meses y parece que fue ayer. El príncipe Harry y Meghan Markle anunciaban que estaban esperando a su primer hijo. Desde entonces, la Duquesa de Sussex no ha parado ni un segundo. Con una apretada agenda, Markle ha acudido a estrenos, presentaciones y numerosos actos solidarios. En el último, ha conseguido volver a revolucionar a todos gracias a un ajustado vestido que revelaba una tripita de embarazada más que evidente…

Artículo relacionado

No ha frenado en sus compromisos oficiales. Meghan Markle acudía a visitar la residencia de la tercera edad Brinsworth House en Twickenham, Londres. Relajada y muy sonriente, la Duquesa de Sussex agradecía todas las muestras de cariño y aseguraba que se encontraba muy bien. Claro que todas las miradas se situaba en su más que avanzada barriga. El estilismo elegido por la actriz revolucionaba a la opinión pública.

Markle ha optado por dejar de lado, por el momento, los diseños pensados para futuras madres, optando por continuar con su estilo habitual. Para la ocasión, la duquesa elegía un conjunto de la forma Brock Collection, confeccionado en tafetán de estampado floral y valorado en algo más de 800 euros. Un diseño muy primaveral y que pega poco con las alturas de año en las que nos encontramos. ¿Está Meghan apurando su vestuario mientras su tripita se lo permite?

Meghan Markle