Después de haber entregado esta mañana los Premios Orange, que reconocen la labor ciudadana a favor de la convivencia, la reina Máxima de Holanda ha terminado su jornada de hoy con un encuentro con activistas de asociaciones de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales (GLBT) en Amsterdam para conmemorar el Día Internacional contra la Homofobia.

Un nuevo gesto que es mucho más que un simple gesto y que, de nuevo, explica la enorme popularidad de la que goza la nueva reina de Holanda entre sus compatriotas.