Dani se ha convertido en el expulsado de la gala 8 de 'Masterchef 9'. El de Burgos ha caído en la prueba de eliminación frente a Toni y María, que se mantiene tras su repesca. "Me fastidia el tener que irme. No cocino mal y mejor que muchos que se han quedado pero entra el factor de la suerte", ha dicho, muy sincero, en su despedida.

Artículo recomendado

'Masterchef 9': María, muy emocionada, se convierte en la nueva expulsada

'Masterchef 9': María, muy emocionada, se convierte en la nueva expulsada

Dani no ha ocultado a Pepe Rodríguez, a Samantha Vallejo-Nágera y a Jordi Cruz su tremenda decepción por tener que marcharse pero asume la derrota con deportividad. "Has llegado muy lejos, al programa 8", le ha dicho Pepe Rodríguez.

"Estoy decepcionado, pero a luchar al bar. Solo entrar aquí es un orgullo, pero irte ahora te quedas en tierra de nadie. Al menos voy a poder ver al crío al fin", ha dicho Dani, que ha añadido agradecido: "Masterchef' es un sueño hecho realidad. Estoy orgulloso porque he sido yo mismo. Ahora cabeza alta y ánimo".

Dani se dedica a la hostelería, en la que recaló tras pasar por distintos trabajos. Ahora es dueño de su propia tasca y su sueño es convertirse en un gran cocinero. Tendrá que seguir luchando pero ya fuera de las cocinas del talent culinario.