Marta López Álamo ha vuelto a dar muestra de su naturalidad y sin ningún tipo de reparo, ha confesado a sus seguidores cuáles son algunas de sus manías del día a día. La modelo lleva un ritmo de vida frenético. Sus múltiples trabajos, sus estudios, sus actividades de ocio, sus planes con Kiko Matamoros… La andaluza no para y entre tantas cosas siempre hay hueco para que lleve a cabo esas manías que forman parte de su personalidad. Algunas son de lo más curiosas.

Artículo relacionado

Marta López Álamo ha respondido en Instagram cuáles son esas manías de las que no piensa desprenderse. La novia de Kiko Matamoros ha hecho una lista de ocho de esas obsesiones que van con ella en su rutina. La modelo ha confesado que no puede comprarse un paquete de chicles sin comérselos todos seguidos, que no duerme destapada ni aunque sea verano, que se toca el pelo constantemente o que se muerde el labio por dentro. Y si ya parecen suficientes… ¡La cosa no queda ahí!

Marta López Álamo manías

Marta López Álamo revela sus curiosas manías.

Instagram @martalopezalamo

Marta López Álamo ha continuado con la lista asegurando que no es capaz de estar sin hacer nada, que odia la impuntualidad hasta el punto de que se enfada muchísimo cuando alguien no llega a la hora acordada, que no soporta el volumen de la tele demasiado bajo y que no le gusta tener las manos y los pies demasiado secos. Con esto ha dejado claro que tiene manías en distintos ámbitos de su vida, ya sea en casa, en la calle o relacionadas con su físico. ¿Qué le parecerán todas estas obsesiones a Kiko Matamoros?

Teniendo en cuenta lo enamorado que está de ella y que conviven juntos desde casi el comienzo de su relación, seguro que Kiko Matamoros encuentra irresistibles todas las manías de Marta López Álamo. La relación de la pareja va viento en popa y su buena convivencia es una clara demostración de que se han adaptado a la perfección el uno al otro y de que hasta sus obsesiones más extrañas hacen que estén completamente enamorados.