Los Premios Escaparate han dejado Sevilla y se han trasladado a Ronda. A falta de la corrida goyesca que Fran Rivera organiza todos los años y que ha tenido que ser cancelada por las restricciones sanitarias, buenos son unos premios.

Una de las parejas asistentes fue la formada por Marisa Jara y su novio, Miguel, muy felices. Marisa, guapísima, lució un vestido de inspiración goyesca. "Había que venir con inspiración, pero a mí me gusta tanto el traje regional que yo me lo he tomado al pie de la letra. Pocas oportunidades voy a tener de vestirme de goyesca, así que esta es mi noche y me lo he tomado muy al pie de la letra", confiesa la modelo.

A punto de finalizar las vacaciones, se aproxima la vuelta al cole. Miguel es padre de un niño y, ojalá, pronto pueda Marisa anunciar que está embarazada. "Él tiene un niño que yo lo quiero con locura, y como ya sabéis estamos buscando nuestro niño. No sabéis las ganas que tengo de daros la noticia...", comenta.