Mariló Montero es una mujer sorprendente por muchas razones. La última ha sido por denunciarse a sí misma por conducir un ciclomotor sin el casco obligatorio. Mariló presentó la denuncia en la comisaría de la policía local de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) -donde cometió la infracción- y pagó los 100 euros de multa correspondientes.

En el resguardo de la denuncia se puede leer que "conducía un ciclomotor sin casco" y que la denuncia la realizaba "la propia infractora". Asimismo se refleja que Montero pagó el montante de la multa.

Mariló Montero decidió autodenunciarse después de que hubiera sido sorprendida por los paparazzi conduciendo la moto sin casco, imágenes que fueron publicadas en una revista. Se da la circunstancia de que Mariló participó hace un tiempo en una campaña de seguridad vial, por lo que, imaginamos que avergonzada, optó por zanjar su conducta incorrecta presentando una denuncia contra sí misma.