La actriz María Lapiedra y su pareja, el paparazzi y colaborador de 'Sálvame' Gustavo González, pasan por un triste momento en sus vidas, pues acaban de perder el bebé que esperaban, según ha revelado la revista Diez Minutos.

María Lapiedra estaba embarazada de apenas un mes y sufrió un aborto espontáneo. La actriz se había sometido a un tratamiento de fertilidad con tal de conseguir ser madre de nuevo –María es mamá de dos niñas–, fruto de su matrimonio con Mark Hamilton. María y Mark se separaron cuando la relación de María y Gustavo se hizo pública. Gustavo, por su parte, es padre de cuatro hijos varones, nacidos de su matrimonio con Toñi.

Artículo relacionado

Tanto María como Gustavo habían manifestado sus deseos de casarse y de tener hijos. María, en concreto, deseaba primero convertirse en la esposa del paparazzi y, después, ser mamá, por lo que no le hubiera importado en absoluto casarse en estado de buena esperanza. Desgraciadamente, no ha podido ser, ya que este incipiente embarazo se ha malogrado antes de cumplirse el segundo mes de gestación.

Este fin de semana la pareja se ha refugiado en uno de los pueblos más bellos y carismáticos de la Costa Brava, Calella de Palafrugell. Seguro que en ese bonito lugar, María habrá podido reponer fuerzas y, pasado un tiempo prudencial, intentar de nuevo volver a ser madre, tal y como es su deseo.

Feliz domingo bonit@s💕 Finalmente tocó playa 🏖

Una publicación compartida de Maria Lapiedra (@marialapiedra1) el