La actriz Maria Castroy su marido Jose Manuel Villalba abandonaron la clínica en la que María dio a luz a Olivia, su segunda hija. La actriz, un poco molesta aún con el dolor de haber sido sometida a una cesárea, pidió el alta voluntaria,porque su hija mayor, Maia, estaba deseosa de conocer a su nueva hermanita. "Ella está ansiosa. De hecho, nos damos la alta voluntaria un poco hoy porque ella no aguanta más, está en casa esperando, ya ha hecho el plan, me avisáis cuando estáis en el garaje, yo me voy al salón…", comentó María.

Artículo relacionado

El matrimonio se mostró muy feliz a la salida del hospital y así lo confirmó María: "Estamos felices. Yo creo que recibir a un niño en el mundo es un tesoro, es una alegría y cuando viene todo bien, pues no se puede pedir más. Luego ya si te vas mejor o peor o más o menos dolorida o no duermes es secundario".

¿Y cómo se está portando Olivia? "Las primeras horas muy bien, muy tranquilita, pero es normal porque aún no tienes leche, que tarda un poquito en subir y rabia un poco por querer comer más, pero ya habrá tiempo", reveló.

Si quieres escuchar la entrevista completa con los felices papás, dale al play.