Una de las jornadas más complicadas de su carrera. El mundo entero quedaba consternado tras el atentado ocurrido ayer por la tarde en Barcelona. Una furgoneta arrollaba a los peatones que circulaban por las Ramblas de la ciudad condal, dejando 13 fallecidos y más de un centenar de heridos a su paso. Rápidamente, las instituciones, las fuerzas y cuerpos de seguridad y los propios ciudadanos se convertían en una única fuerza y daban un ejemplo de solidaridad y cariño que traspasaba fronteras. También los rostros televisivos encargados de cubrir la triste noticia trataban de mantener el tipo en un momento tan difícil...

Artículo relacionado

María Casado fue la encargada de conducir el programa especial que Televisión Española puso en marcha tras conocerse el atentado. Muchas horas de directo, mucha información cruzada y, sobre todo, mucho dolor mientras se iban conociendo los detalles del suceso. Imposible no dejar salir los nervios, la impotencia y el sentimiento hacia las víctimas y sus familiares. Tanto que Casado no pudo reprimirlo cuando despedía el programa.

Con un 'T'estimo, Barcelona' -te quiero, Barcelona- cargado de simbolismo, la presentadora terminaba el directo tratando de aguantar el tipo. En su gesto de dolor nos vimos todos reflejados. Así nos sentimos durante toda la tarde y noche -y el día de hoy- tras conocer la noticia. Un golpe del que costará reponerse pero que nos hará más fuertes, más valientes, más contundentes contra el terrorismo. No conseguirán doblegarnos. Mucho ánimo a todos y mucho cariño. Grande María.

Una publicación compartida de Lecturas (@revistalecturas) el