Lydia Lozano ha contado este viernes en ‘Sálvame’ las secuelas que le dejó un grave accidente de coche que sufrió. Lo ha hecho después de que Kiko Hernández y Belén Esteban le hayan pedido disculpas en directo por una broma que no ha hecho ninguna gracia a la colaboradora.

Artículo relacionado

“Queremos pedir disculpas Belén y yo a Lydia por la broma que hemos gastado”, ha dicho Kiko Hernández a la periodista. “¿Cuántas veces te has disculpado de reírte de un problema que tuve con un accidente de coche? Es que me has pedido disculpas 500 veces”, le ha respondido Lydia Lozano. “Pues una vez más. Es que no me cuesta pedir disculpas. Te pedimos perdón, Lydia”, ha insistido el colaborador.

Kiko Hernández le ha aclarado a Lydia Lozano que no se había reído del accidente. Ha sido entonces cuando la periodista le ha enumerado las secuelas que sufrió: “Espalda partida en tres, nueve meses escayolada, un brazo se me ha quedado más corto, tengo el húmero hacia afuera”.

Lydia Lozano ha contado que además se le quemó la mitad de la cara y ha sorprendido al asegurar que de vez en cuando todavía le salen cristales, algo que Kiko Hernández ha corroborado. “Un día le salió uno y yo lo vi”, ha dicho el colaborador de ‘Sálvame’. Después de que Lydia Lozano enumerase las graves secuelas que le dejó el accidente de coche, Belén Esteban la ha animado con un piropo. “Pues mira, ¿sabes qué te digo? Que ahora estás requetebién”, le ha dicho la colaboradora a Lydia, que ha recibido un aplauso por parte del público y de sus compañeros.