El triunfo del jovencísimo Christopher Mateo (18) en la última edición de ‘Supervivientes’ ha quedado totalmente eclipsado por el culebrón familiar que se ha destapado a raíz de la detención de su hermano Rafa (23), quien, además de haber sido detenido en varias ocasiones, fue sospechoso del asesinato de su primera novia.

Los Mateo y sus amigos salieron a quemar Madrid para celebrar la victoria de Christopher y, sobre todo, la consecución de los 200.000 euros del premio. A los Mateo les gusta el dinero y el lujo y no les importa en absoluto alardear de ello. Claro que conducir un Ferrari por la Castellana en estado ebrio, sin carnet, sin seguro y con una notificación del juzgado pendiente –todo ello supuestamente, claro está– es apostar muy fuerte por pasar una noche en el calabozo si te pilla la policía. Y eso es lo que le pasó a Rafa Mateo a las 6.30 de la mañana del pasado lunes 13.

 

¡Para conocer al detalle la turbia historia de los Mateo no te pierdas la revista Lecturas este miércoles en tu quiosco!