Ya nadie recuerda a la inocente protagonista de 'Hannah Montana' cuando ve a Miley Cyrus. Empeñada en sorprendernos una y otra vez con su look de chica rebelde, la cantante se deja ver ahora con un nuevo cambio de imagen.

Y nos lo muestra su amiga Miranda Kerr, con la que ha coincidido hace unos días en una fiesta. La última de la joven, a sus 20 años, es teñirse las cejas de un rubio tan claro que, en la foto que Miranda compartió con sus seguidores en Instagram, apenas se aprecian, dejando al espectador con auténtica cara de incredulidad.