La buena relación entre las hermanas Laura y Anita Matamoros es innegable. Pese a haber pasado por rachas de no hablarse, con los años han encontrado que tienen más en común de lo que ellas pensaban y se han hecho íntimas. Hasta el punto de que, a pesar de que ahora es la pequeña quien no tiene ningún contacto con su padre, Kiko Matamoros, ellas siguen muy unidas.

Artículo relacionado

A escasas horas de que Kiko vuelva a ser intervenido, Laura acudía a la presentación de la última colección de chaquetas de su amigo Pelayo Díaz para The Extreme Collection; ahí habló de cómo se encuentra su progenitor, al que ha encontrado muy delgado, “y en persona el cambio es más drástico. Asusta más. A ver si poco a poco vuelve a la normalidad, empieza a comer… es un proceso lento, pero que va llegando”, dice esperanzada.

“La verdad es que él tiene fuerza, está con fuerza y con ganas de comerse la vida, pero sí es verdad que es difícil pensar que otra vez tiene que pasar por el proceso de operarse”, nos contó.

Artículo relacionado

Y, sobre la relación de Anita y Kiko, que ha estado en punto muerto en los últimos meses y no mantienen ninguna clase de contacto, Laura ha sido muy clara. ¿Queréis saber lo que ha dicho al respecto? ¡Pues dadle al play!