Laura Matamoroses una chica muy coqueta pero un pelín perezosa para maquillarse a diario. Aunque su trabajo la obliga a someterse a buenas sesiones de chapa y pintura cada dos por tres, la hija de Kiko Matamoros ha dado con un súper truco de belleza para no tener que pintarse en el día a día, y como buena influencer lo ha compartido con su impaciente comunidad.

Artículo relacionado

La joven puede por fin presumir de cara lavada en Instagram porque ha encontrado la técnica perfecta para sentirse como maquillada sin estarlo: el lifting de pestañas, un tratamiento que no tiene nada que ver con las extensiones y que lo que hace es alargar y curvar nuestras propias pestañas y teñirlas para que aporte ese volumen y oscuridad de la máscara de pestañas pero sin tener que llevarla. "Me encanta porque ya sabéis que me cuesta maquillarme, y así nada más levantarme ya me siento favorecida y como maquillada", ha contado Laura en sus stories.

Laura Matamoros

Se trata de un tratamiento barato y que dura en torno a un mes, además no tiene ningún tipo de mantenimiento ni cuidados especiales lo que lo hace aún más cómodo para el ajetreo de Laura y su intensa agenda de celebridad/influencer que la tiene todo el día de un sitio para otro.