Imposible. En serio, resulta verdaderamente imposible adivinar qué pretende decirnos Paz Padilla cuando nos da pistas para averiguar cuál será su destino de vacaciones.

“No digas dónde vamos ¿eh?”, indica la presentadora a su hija, Anna Ferrer. Madre e hija estaban muy nerviosas haciendo la maleta, preparándolo todo para este viaje misterioso del que Paz no le permitía desvelar nada a su única hija.

Ya en el aeropuerto, Anna no podía con las ganas de compartir con sus seguidores el destino y le pedía a su madre que diera una pista. “A ver mamá, ¿cuál es el baile típico?”, y entonces Padilla procedía a hacer su versión. Movía los hombros, el pecho, las caderas… diríamos que eso era una samba pero también podría ser el rito de apareamiento del gallo de Kentucky. Desde luego, si Paz quería conservar el misterio del destino, lo ha conseguido con su extraña danza.

No, en serio ¿era una samba?