La reina Letizia y sus hijas -convenientemente ataviadas con sus gafas de sol-, la princesa Leonor y la infanta Sofía, han llegado a primera hora de la mañana al Real Club Náutico de Palma para acompañar al rey Felipe en el último día de regatas de la Copa del Rey de Vela. Desde que eran bien pequeñas, el Rey ha intentado transmitir a sus hijas su pasión por el mar, tal y como su padre hizo con él y sus hermanas, las infantas Elena y Cristina.

Leonor y Sofía

Claro que, por el momento, no parece que Leonor y Sofía vayan a heredar esa afición marinera de su padre, su abuelo y su bisabuelo -el fallecido don Juan, conde de Barcelona-, puesto que son las únicas que no asisten a los cursos de vela que todos los años la reina emérita Sofía regala a todos sus nietos en la escuela de Calanova.

La Reina y sus hijas han podido ver 'in situ' los preparativos del barco antes de salir hacia el campo de regatas. Como se sabe, el rey Felipe compite este año con el 'Aifos', barco que pertenece a la Armada Española y que conoce especialmente bien, ya que navegó a bordo hace ya veinte años.

Leonor y Sofía