Kiko Rivera está pasando unos días con su hijo Francisquito, al que ya se lleva a ver procesiones y parece estar inculcándole la devoción por la Semana Santa.

Apostado en un balcón, Kiko Rivera fotografiaba con el móvil a su pequeño; mientras su prima, Anabel Pantoja, rodeaba a Francisco con sus brazos. No hay duda de que el niño es muy querido por toda la familia y que se vuelcan con él cada vez que viene a visitar a su padre.

La escena más tierna la protagonizaron el padre y el hijo cuando Kiko cogió en brazos a Francisquito para poder mostrarle bien lo que ocurría en la calle. Fue muy curioso ver la coincidencia entre el vestuario del niño y del adulto, pues ambos llevaban camisas de cuadros vichy, pero en diferentes colores. ¡Están la mar de compenetrados!

Esta Semana Santa está siendo muy importante para Kiko. A estar pasando unos días con su hijo, hay que sumarle que haya hecho las paces con su hermana y el novio de esta, Alberto Isla. Fue el Domingo de Ramos cuando pudimos ver el primer acercamiento entre el DJ y Chabelita, con una foto colgada en las redes sociales en la que los veíamos en un restaurante de comida rápida antes de disfrutar de las procesiones de la tarde.