La familia Pantoja está pasando momentos muy duros. El delicado estado de salud de doña Ana Martín, madre de Isabel Pantoja y abuela de Kiko Rivera y Anabel Pantoja, tiene a todo el clan con el corazón en un puño. La anciana permanece ingresada desde el pasado jueves a causa de un ictus y se encuentra sedada, pero estable, aunque su estado es crítico.

Artículo relacionado

Kiko Rivera y su mujer, Irene Rosales, así como Anabel Pantoja, se personaron en el hospital Puerta del Sur, en Jerez de la Frontera, en cuanto conocieron la noticia.

Kiko, Irene y Anabel
Lagencia

El Dj, sin embargo, no deja de cumplir con sus compromisos profesionales. En Sevilla, donde Kiko ha abierto una discoteca, estuvo trabajando las noches del jueves y viernes, y ayer sábado tuvo dos bolos seguidos, en Valdefuentes (Cáceres) y en Fuenlabrada (Madrid), que atendió con la mejor de sus intenciones aunque reconociendo que no se encuentra en su mejor momento.

Kiko Rivera
Instagram

Y quizá porque esto es así, Kiko quiso agradecer el enorme apoyo de sus fans, que no le dieron la espalda en toda la noche en ninguno de los dos bolos a los que tuvo que atender. "Estáis en los peores momentos! La primera de la noche! Rumbo a Madrid! Perdonadme por salir pitando pero no llegamos a la segunda! Gracias Valdefuentes ❤️", escribió Kiko en sus redes sociales.