Al fin una buena noticia desde el hospital en el que Kiko Matamoros permanece ingresado desde hace dos semanas. El último parte médico del colaborador, tras someterse a un TAC, arroja que la infección ha desaparecido.

Artículo relacionado

Hay que esperar a que cicatrice el hígado”, nos avanza Kiko Matamoros, “es posible que ahí se acabe con la infección”. Resalta también un gran avance en su tratamiento, y es que el novio de Marta López Álamo ha cambiado la manera de tomar antibióticos para detener la invasión bacteriana. “Van a empezar a sustituir antibióticos por vía intravenosa a vía oral”, algo que le tiene esperanzado, “espero que esta vez la respuesta sea positva”. Y es que, hace unos días, tirando de su caracterísitico humor negro mostraba su brazo repleto de vías y agujas, Matamoros afirmaba sentirse como “un colador”, pero ahora todo puede cambiar, todo puede mejorar.

Artículo relacionado

Nos llega que Kiko aún permanecerá ingresado en observación y que, de momento, seguirá sondado, a la espera de ver cómo reacciona su cuerpo a la nueva manera tomar los antibiótico.