Pese a que Kiko Matamoros afirmó que no tenía ninguna intención de frivolizar con las relaciones que mantiene con sus hijos Diego y Laura, su actitud en el último 'Deluxe' no pareció ir en esa dirección. Kiko se ha reconciliado con su hija Laura Matamoros y compartió con ella parte de la entrevista que le hizo Jorge Javier a raíz de la presunta estafa de su representante. En un aparte estaba su hijo Diego, con el que no coincidía en un plató desde hacía 406 días, un año y dos meses, aproximadamente. "Con mi hijo Diego no tengo relación. Quiero que le vaya bien, por supuesto, pero nada más", dijo Kiko. Laura comentó que ella ya ha desistido de mediar entre su padre y su hermano y sentenció: "Ellos se lo pierden". Diego, que escuchaba la convesación, añadió: "Al final, la más pequeña es la más inteligente".

Cuando Diego entró en plató e hizo el ademán de acercarse a saludar a su padre, en señal de agradecimiento por el apoyo que les ha prestado a él y a su hermana en el caso de su representante, Kiko se levantó del sofá y abandonó el plató, rechazando el saludo y el abrazo de Diego. "Me he levantado para darle la mano y agradecerle lo que ha estado haciendo por nosotros estos días con este tema. No pasa nada", dijo Diego, quitándole importancia al gesto de su padre.

Kiko abandona el plató