Karlos Arguiñano ha visitado el plató de 'El Hormiguero' para presentar su nuevo libro y una vez más lo ha dado todo en su entrevista con Pablo Motos. El cocinero ha reflexionado sobre asuntos que le preocupan y también ha hablado de su familia, en especial de su mujer, Luisi.

Artículo recomendado

Amaia y Joseba, hijos de Karlos Arguiñano, los elegidos para ponerse al frente del imperio del cocinero

Amaia y Joseba, hijos de Karlos Arguiñano, los elegidos para ponerse al frente del imperio del cocinero

Tras muchos meses de rumores sobre el estado de salud de la mujer de Arguiñano, el chef ha aclarado que Luisi se encuentra "muy bien". "Está esperándome mañana para que le haga la cena", ha dicho Arguiñano totalmente relajado. Tras la pandemia, Karlos Arguiñano hizo unas declaraciones sobre su esposa que preocuparon a todos.

Arguiñano comentó que por el confinamiento su mujer tenía miedo a salir de casa y sentía pena, en 'El Hormiguero' ha tranquilizado a todo el mundo: "Conté en el programa 'Dos parejas y un destino' de Anne Igartiburu que Luisi estaba muy triste, pero se sigue comentando en las redes sociales".

Karlos Arguiñano en El Hormiguero

Karlos Arguiñano visita el plató de 'El Hormiguero'.

INSTAGRAM @elhormiguero

La familia no puede estar más feliz y se enfrenta a una Navidad muy especial, y es que Karlos Arguiñano y Luisi están esperando a su nieto número 13. De hecho, ha comentado con Pablo Motos que su hija salía de cuentas ayer jueves y que pronto serán uno más en la familia.

Artículo recomendado

Karlos Arguiñano aclara cuál es el verdadero estado de salud de su mujer

Karlos Arguiñano aclara cuál es el verdadero estado de salud de su mujer

Karlos Arguiñano siente predilección por sus hijos y sus nietos, de hecho en una de sus últimas visitas a 'El Hormiguero' lamentó profundamente no haber podido estar con ellos durante los meses de confinamiento. "Estamos atravesando un momento difícil... Yo tengo 11 nietos y, en nueves meses, no he abrazado a ninguno. Eso es lo que más duro se me está haciendo", dijo sin poder evitar emocionarse. Ya no son 11, son 12 y, en pocos días, ¡13! Y la cara del chef lo dice absolutamente todo.